Atlántis y los Sistemas Económicos y de Gobierno

La antigua Atlantis

Hablar de sistemas de gobierno es como hablar de religión y de futbol, cada quien puede contar cómo le fue en la feria, sin embargo, en un estado ideal, con una sociedad ideal Si cabrían los sistemas de gobierno ideales. Hablar de sistemas de gobierno ideales sin hablar de su sociedad, sus problemas, su nivel concientivo y cultural sería ilógico y falto a la verdad.

Comenzaremos hablando del sistema de gobierno de Atlantis, esa enorme ciudad al oriente del Atlántico, que para su creación y planeación llevo cientos de años, un emporio citadino constituida en un radio de 50 kilómetros, con círculos concéntricos y al centro una de las castas más importantes de su época, fue una ciudad a la vez protegida contra ataques marítimos por un lado y ataques por tierra por otro lado en su parte montañosa, que para su construcción en la actualidad habría implicado una cantidad monstruosa de ingeniería, obreros y constructores, y que sin embargo fue administrada por una corte pequeña de trabajadores de la casta de la construcción, y de cuyos vestigios tan imponentes permanecen perennes a pesar de los cataclismos geológicos de esa área..

AtlantisMap01

Es correcto, la Atlántida fue un sistema de gobierno mezclado, entre castas determinadas por cada profesión, herederos de alcurnia y reinos monárquicos, así como con castas religiosas fuertemente hegemónicas que constituían un sistema de gobierno complejo y con perfecta sincronía. Tanto que en la actualidad sería imposible de llevarse a cabo, ya no hablemos siquiera de comprender.

Diremos por tanto, usando la frase trillada, de que los pueblos tienen los gobiernos que se merecen, esto a mi entender sería falso, ya que considero habremos personas con anhelos de cambio, que nacimos en lugares equivocados con sociedades equivocadas, con el entendimiento que el ser humano vive estados equivocados, guiados por líderes ciegos guías de ciegos, manipulados por deseos y necesidades implantadas por sistemas democráticos en teoría y en sistemas económicos predominantemente comerciales, capitalistas y consumistas, donde tenemos la menor empatía por nuestra tierra, las especies animales y nuestro entorno biológico, ya no digamos espiritual, donde nuestra espiritualidad está escondida tras capas y capas de egoísmo aberrante, donde, a pesar de tener un entendimiento del daño que originamos a nuestra tierra seguimos adelante, sin detenernos si quiera a pensar que nos orillamos a nuestra propia extinción.

Del sistema desechable

Reflexionemos, que pasa cuando tiras al retrete un puño de papel, cuando usan esos trituradores de comida que todo llevan al agua de nuestros ríos, cuando tiramos desechos de comida sabiendo que hay necesidad y hambrunas en el mundo, que pasa cuando vemos personas necesitadas en las calles y plagas de vagabundos en nuestras calles, cuando escuchamos de noticias impactantes en lugares lejanos a nuestra localidad, esto a modo de pregunta retórica. La respuesta es una completa y fría indiferencia…

Lo que hace la mano hace la tras, lo que hace uno lo hace el otro, si lo hace el vecino por tanto lo haremos nosotros, lo que compran los demás se vuelve una necesidad adquirida, las posesiones se convierten en necesidades materiales, un complemento de lo que carecemos en nuestro interior. Y como en lo material es lo espiritual, carecemos de sentimientos constructivos, no filosofamos, vivimos por vivir entregados a nuestras necesidades físicas y emocionales, vivimos envueltos en una vorágine de necesidades físicas, de un vacío interno que llenamos con artículos materiales, contaminamos ríos y mares, desechamos sin control, nos hemos vuelto una especie depredadora, teniendo guerras de las cuales conscientemente somos indiferentes. Si juntamos todos estos síntomas nos damos cuenta que estamos enfermos, y es correcto, en la historia de la humanidad, al menos en la historia conocida, esto es el común denominador; pero que a diferencia de razas anteriores, no siempre fue así, a esto nos referimos cuando decimos que somos una especie involutiva, los avances en la ciencia y en la técnica humanas no nos han dado ventajas eficientes para mejorar nuestro mundo y nuestro entorno, solo han proporcionado confort y comodidad, además de una consistente indiferencia y aislamiento de nuestra realidad, ha generado riqueza para los pocos y una vida de sufrimiento y necesidades para los muchos.

De los Sistemas de Gobierno

Analicemos los sistemas de gobierno, si contrastamos una sociedad como la Atlante, con sistemas conjugados de monarquía, religión y castas, lo más cercano de los sistemas de gobierno conocidos serían las monarquías, donde un Rey o Gobernante es dueño y señor, toma las decisiones que considere y el cual se apoya en un poder otorgado por Dios, a modo de un sistema religioso que lo avala y con el cual trabaja coordinado; decide cuando y como recolectar impuestos, decide la expropiación u otorgamiento de propiedades y tierras, y sobre todo, decide contra quienes y cuando gestionar las guerras, como medio de defensión como también un medio de disponer de recursos alternos y maximizar el ingreso y el poderío.

Platon_Politics_BySenex

Platón y los Sistemas de Gobierno

Sin embargo, el análisis previo lo vemos en base a nuestros anteojos personales, lo analizamos en base a nuestra óptica personal y actual, es por ellos que no entenderíamos un sistema como el Atlante, en donde todos trabajan de forma coordinada y en donde todos apoyaban a todos. Hablamos de una raza no tan involucionada como la nuestra, donde las bases morales y espirituales era fuertes en comparación a las nuestras, en un entorno biológico donde el ser humano todavía tenía acceso a planos superiores como el plano mental y el espiritual, en un entorno donde la magia y la ciencia convivían a la par, en donde la realidad, la espiritualidad y la fe se daban como evidencias, en donde la ciencia no era mero empirismo, en donde los seres espirituales se manifestaban directamente y no por mensajes velados, suena increíble pero esto es lo que nos separa de esas razas de la antigüedad.

 

Las castas en Atlantis

Continuando con el análisis del sistema, veríamos las castas, en donde “Casta” no era el término que conocemos relacionado con la raza y el antecesor racial, la casta sería una completa asignación de la actividad humana, evaluada haciendo las preguntas de: Para que sirve más la persona, cuáles son sus afinidades sociales, sus características físicas y mentales, su nivel espiritual, sus habilidades y afinidades para el trabajo; un completo sistema de determinación de profesiones basado en el área donde nos expresamos mejor. Así, veríamos que, los mejores constructores serian siempre los de más conocimientos y habilidades en la materia, los espirituales ocuparían cargos que se correspondían con áreas religiosas y de superación enfocadas a la fe, los mejores administradores para actividades de control y gestión, etc. Veríamos entonces grupos de castas, grupos humanos asignados de forma distribuida y en cierta zona, veríamos castas de granjeros, cercanos a las zonas citadinas, veríamos comerciantes en cada zona de distribución, escuelas cercanas a cada centro social enfocados a educar especialmente en el área de casta a la que se corresponde.

CastasRacialesEnMexico

Castas Raciales en el México Antíguo

Esto generaba, por cierto, de inconformidades, era una especie de Socialismo en donde alguien más decidía nuestro futuro, sin embargo, las tareas de asignación de castas no era una simple tarea asignada por gente sin escrúpulos, sino todo lo contrario, era una tarea ardua de sus administradores quienes ocupaban todas las áreas de la ciencia y la espiritualidad para determinar la profesión de cada quien. No era un sistema infalible, por cierto, pero que lograba una homogeneización de las actividades manteniendo un sistema civil efectivo y coordinado. Por tanto, no faltaban las historias en donde, por ejemplo, alguien dedicado a la agricultura, decidía retar al sistema y cambiar de casta, historias más románticas que comunes, pero que a menudo eran esperadas y hasta anticipadas. Cabe mencionar que el sistema era un régimen fortalecido por la disposición y disciplina de todos, ningún área era gestionada de forma leve, todas las áreas de acción eran vigiladas, controladas y en su caso castigadas, donde el sistema de moneda se administraba solo como una representación del valor real, y le correspondía un artículo o posesión de intercambio. Para entender el sistema atlante comparado con los sistemas sociales actuales tendríamos que compararlo por ejemplo con las escuelas asiáticas de artes marciales y con los centros monásticos tibetanos. En tales centros la filosofía y la religión son la base más alta y jerárquica, seguida por áreas de control, por áreas operativas y áreas de ejecución, y en donde todo lo que se produce es para todos y se distribuye de forma equitativa y de acuerdo a la casta. Aplicar un sistema como estos a nivel global seria por lo tanto un error en nuestros tiempos, no tenemos la capacidad ni intelectual, ni de disciplina ni estamos en un nivel espiritual que nos permita vivir en una sociedad de ese tipo, nos sobrepasaría.

Sistema Económico Capitalista Actual

Nuestro sistema capitalista nos hace soñar que todos podemos por voluntad propia alcanzar los logros y riqueza almacenada por nuestros actuales potentados y vivir como ellos. Hasta cierto punto, el capitalismo es una forma de control social, en donde de forma intrínseca, se nos hace creer, que tenemos lo que nos merecemos y que podemos aspirar siempre a más, pero que dependerá de nuestra decisión, esfuerzo y/o de moral negociable para alcanzar nuestros propios fines.

Cabe mencionar que nuestra misión no es la de atacar el sistema capitalista, siendo el sistema más homogéneo y predominante en el mundo, en un mundo donde los sistemas de gobierno han sido dejados de lado por los sistemas económicos, en donde los banqueros son la punta de la pirámide de poder. La idea es abrirnos a otras posibilidades, abrirnos los ojos para alcanzar al menos de una evolución y revolución mental, entendamos qué estamos haciendo mal como sociedad y poder corregirlo, recordemos que al pertenecer a un sistema de sociedad dependemos y nos pertenecemos nosotros mismos como conjunto.

Analicemos una de las actividades o profesiones más asociadas con un sistema capitalista, los corredores de bolsa, individuos con la consigna expresa de conseguir los mejores dividendos en las mejores inversiones para lograr las mayores ganancias para sus inversores, y que sin embargo, no tienen una actividad productiva, se trata de distribución de la riqueza, generan riqueza a base de riqueza, sin producir tan siquiera un mísero clavo, y sin los cuales, sin embargo, no podrían los grandes potentados administrar sus inversiones y su cartera financiera.

La bolsa de valores, por tanto, apoya en la distribución de las inversiones de proyectos en todo el globo, y sin las bolsas no existiría un sistema económico global como lo conocemos.

Sin embargo, en el sistema capitalista, se ha dado más importancia a las actividades que produzcan ganancias, y no a las actividades productivas, que produzcan productos, valga la redundancia, como benefactores y satisfactores, aquí el fallo del sistema.

Hemos comentado a grandes rasgos sobre el sistema de gobierno Atlante, próximamente ahondaremos más de este mismo tema, ya que requiere de romper paradigmas mentales para hablar con toda franqueza del tema. Saludos cordiales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s