Geometría Sagrada

Ya sea, por azahares del destino, por mera coincidencia, o por causas que van más allá de nuestra comprensión, el tema de Atlantis ha tenido un resurgimiento, es como una de esas charlas de sobremesa y de los cuales todo mundo termina mencionando, en el momento en que una charla se torna fantasiosa, se habla de misterios y de temas ocultos.

Hablar de Atlantis es como hablar de Tesoros ocultos, de las pirámides de Egipto, el triángulo de las Bermudas y de razas antiguas de gigantes, como los Anunnaki. Son temas ocultos de los que todos disfrutamos, aun cuando en el fondo se tilden de falsedades, y de fantasías históricas, que no pueden o no han sido comprobadas. El hablar de seres extraterrestres y de avistamientos de objetos voladores no identificados, ovnis, también podría caer en esta categoría.

Paro gente más culta, más incrédula diría yo, o que se presupone científica, podría hablar de temas con mas credibilidad y que no dejan de ser increíbles, como la mitología griega, hablar de Troya, La Ilíada y la Odisea de Homero, y que, sin embargo, todos y cada uno de esos temas tienen algo de verdad. Mas verdad, diría, que lo que podemos aceptar.

Antes de ahondar en el tema original de Atlantis, mencionemos los estados que nos predisponen para este tipo de charlas. Como inicio mencionemos el morbo, ese deseo mental de disfrutar de temas prohibidos y que desafían nuestra concepción del mundo. Mas allá del morbo, está el sentimiento de soledad humano, ese sentimiento que nos queda cuando tenemos un momento a solas, alejados del bullicio y que sin embargo injustificado ya que espiritualmente nunca estamos solos, formamos parte de un todo, un universo interconectado e interdependiente, pero que nosotros, los seres humanoides actuales, evocamos como individualidad, ese sentimiento que nos asegura que somos el que piensa y el que lee. Otro de esos estados equivocados es la duda que cargamos durante nuestras existencias, quienes somos, de dónde venimos y hacia dónde vamos, preguntas inciertas de las que algunos conscientemente reflexionamos y de las que la mayoría no solo ignora voluntariamente, sino que evitas plantearse, la respuesta que asoma es escalofriante de hecho, cuándo será el día de nuestras muertes.

Esos sentimientos, a lo que llegamos al tocar esas delicadas fibras nerviosas de nuestro inconsciente, son las que también de una manera inconsciente, nos motivan a interesarnos en temas desconocidos y tabús.

Nadie, sin embargo, puede asegurarnos que esos temas no son realidades de la historia. Actualmente se maneja una frase en el Internet, si lo puedes soñar lo puedes lograr, también se habla que La realidad supera a la fantasía, se vuelve entonces un tema redundante, recursivo, es como la frase de ¿Qué fue primero, el huevo o la gallina?, ¿qué fue primero, la mente o la realidad?, ¿si existe es porque alguien lo pensó o lo imaginó?  o ¿si alguien lo imaginó es porque en realidad existió?, interrogantes que no tienen respuestas.

Ouroboros_BySenex

Los temas ocultos están representados por el símbolo de “Uróboros”, la imagen de una serpiente o dragón devorando su propia cola, un ciclo infinito, de inicio y término sin fin. en la realidad así es el universo, un eterno inicio y fin de las cosas, es como el Bigbang científico, que habla de una gran explosión estelar que dio origen al universo como lo conocemos, y del que se dice, llegará un momento que dejará de expandirse, para volver a implosionar sobre si mismo.

Sin embargo, la vida misma es un Uróboro, es un ciclo infinito de nacimientos y muertes sin fin, porqué entonces podemos dudar, que nuestra propia existencia es infinita, que nacemos y morimos, y volvemos a hacerlo de manera recurrente.

Así como los eventos sucesivos, de la misma forma en que Atlantis fue sumergida, existe la posibilidad de que las fuerzas de la naturaleza la vuelvan a emerger. La tierra ha iniciado un camino sinuoso, marcado por eventos climáticos, cambio en la actividad de los polos, tormentas solares, aumento en la actividad sísmica y en la actividad volcánica global, estamos hablando de una actividad que impacta directamente la mal llamada corteza terrestre.

Atlantis, que fue destruida casi en su totalidad, por eventos volcánicos, por movimientos terrestres y cambio en las placas tectónicas, tuvo varias fases en su desaparición, una de las cuales mencionada por Platón, en sus diálogos de Critias, que a su vez, hereda de conversaciones de Solón, que hablan de la destrucción de Atlántis, 9 mil años atrás a los escritos de Solón.

Sin embargo, Atlantis, tuvo al menos 2 destrucciones anteriores, que correspondía como territorio a todo un continente asentado sobre el Océano Atlántico, casi en toda su magnitud, y que contenía rutas terrestres desde Atlántis hasta lo que ahora conocemos como el continente Americano del Norte, Centro y Sudamérica, África y el Continente Europeo, algunos de los cuales cambiaron drásticamente su fisonomía tras este cataclismo.

En esas destrucciones, tanto el territorio fue menguado, como la población, el ser humano, por tanto, enfrenta en su historia mucha mas antigüedad de lo que la ciencia moderna suele aceptar.

Se dice también, que la última destrucción de Atlantis, remanente de ese antiguo imperio racial, fue originada por el hombre de ese tiempo, cuya tecnología más avanzada que en la actualidad, perdió el control tecnológico por su propia avaricia y se vio de pronto envuelto en uno de los accidentes más terroríficos de la historia del ser humano sobre la tierra.

Entendamos entonces, que si un evento cataclísmico hizo descender las placas que otrora formaban un continente, eventos cíclicos podrían hacerlas emerger, nuevamente.

Si revisamos las zonas que actualmente tienen más eventos sísmicos, podemos deducir que son dos las más pronunciadas, la zona centroamericana, que abarca desde la falla de San Andrés bajando hasta la zona central de México hasta el norte de Chile, y la zona del sureste del Océano Pacifico, que comprende a Asia, Australia, Nueva Zelanda e Indonesia. Explicados desde la perspectiva de los movimientos tectónicos tal como la ciencia oficial intenta dilucidar, veremos que no hay una relación directa entre los movimientos sísmicos globales, sin embargo, desde una nueva perspectiva, que últimamente ha intentado derivarse, de la tierra como un todo, los sismos se encuentran ligados entre si, no es para nada como la corteza de un líquido que se forma en su superficie al hervir, como lo han explicado desde la época de Darwin, con la teoría de las placas tectónicas, sino más bien, como si de un juego de Rubik se hablara, que al mover una pieza hiciera emerger otra pieza en su lugar.

Esta similitud con el cubo de Rubik, se pensó desde tiempos inmemoriales, mencionemos los sólidos platónicos, teorías que antecedían a Platón y los sabios de la antigüedad, que explicaban el universo y que predisponían los componentes primordiales del universo teniendo estructuras geométricas las cuales tienen efectos en el comportamiento de la materia.

Muy posteriormente a esas teorías, surgieron teorías atómicas y de gravitación, según las cuales la energía permanece equilibrada a razón de figuras geométricas en base a su peso y masa atómicas. la teoría de los sabios de la antigüedad entonces, parece un conocimiento antiquísimo más que teorías, ya que han sido comprobadas de cierta forma por medio de los avances de la ciencia, la química, la física y astrofísica actual.

SolidosPlatonicos_BySenex

Platón mencionaba en su tiempo, que Dios juntó la energía del dodecaedro, formada por 12 figuras pentagonales unidas entre si, para darle forma a la tierra. Pitágoras a su vez, confiaba que cinco elementos geométricos perfectos eran la base para todos los materiales existentes, desde piezas de la naturaleza como semillas, hojas y tallos, hasta lo macro, los fenómenos a escala planetaria como las tormentas y el clima. En Timeas, de Platón, se plantea que la tierra física se aloja en el centro del alma de la tierra, Gaia, que está estructurada por formas geométricas. Tener un poco de fe en estos conceptos tal vez, podría llevarnos de la mano para entender fenómenos de la naturaleza, sin embargo, la ciencia actual, se ha convertido en una ciencia empírica como le llamo, que solo se basa en lo que puede ver y tocar, digamos que antes si creemos en los gases, que no puede ser vistos ni tocados, la ciencia pone reglas que en su momento viola y adapta de acuerdo a su conveniencia, estamos atrapados en una ciencia errada, que al primero que se salga lo tachan de hereje, tonto o loco.

FallasGeometria_BySenex

Si lo vemos desde ese ángulo por cierto, se hace más evidente entonces que las placas tectónicas no son exactamente lo que los científicos nos han hecho creer, que las placas como tal bien podrían subir y bajar en formas geométricas y de formas descomunales como para hacer descender o ascender continentes, por tanto, de forma categórica; podríamos entonces deshacernos de la viciada teoría de la Pangea, como placa original, nacida como una pequeña costra terrestre en los caldos de lava volcánica de la que según ellos estaba constituida la tierra, la cual de desplazaba como nata en la leche, hasta formar los continentes, cabe destacar que la teoría de los continentes como costras de lava no tiene base científica ya que los mares no son de lava, como entonces pueden justificar que los continentes floten sobre lava, más aún, los basamentos de los mismos océanos están constituidos por capas tectónicas. Es sabido, sin embargo, que es muy posible que el centro de la tierra o al menos una buena franja del grosor de la tierra, este constituida de un fluido de lava que mantiene los continentes en sus lugares, sin embargo cientos de teorías podrían ser construidas sobre los mismos hechos recabados y comprobables de la ciencia, como son los vestigios geológicos, las fallas tectónicas, los sistemas sismológicos y predictivos.

Algo que está comprobado, sin embargo, son los movimientos telúricos espejo, es decir, que se dan en lugares equidistantes del globo, ejemplo, un sismo en Indonesia podría ser seguido de un sismo en Centroamérica, lugares equidistantes del globo y que dejan entrever un origen geométrico, más que hechos aislados, otros hechos geométricos globales son el magnetismo de la tierra, conformado por una figura de Torus, uno de los sólidos platónicos primordiales; la existencia de huracanes, tornados y tormentas generadas por el movimiento terrestre con formas geométricas, la atracción gravitacional de los planetas y los movimientos planetarios.

Creer entonces, en un origen geométrico nos plantea todavía más interrogantes que respuestas, ¿sigue siendo esa geometría terrestre entonces fruto de la casualidad planetaria, fruto de cadenas de eventos sin fin ni control, y que hicieron surgir los continentes en la tierra?, o tal vez esa teoría nos acerca cada vez más a un tema de terra formación, de manipulación inteligente de la actividad global pensada como un fin para el surgimiento de una tierra habitable para un ser el cual estaba destinado a poblarla, basado ya sea en teorías de seres extraterrestres y/o espirituales, yo me inclinaría por ambas.

Diferentes señales, sin embargo, nos hacen pensar que tierras perdidas como Atlantis, podrían, sino a corto o mediano plazo, volver a emerger, así como también, tierras conocidas, como en las que nos encontramos, podrían perecer en similares hechos cataclismicos, valdría la pena entonces invertir más tiempo en dichas teorías, a fin de prever y preservar nuestro legado como raza.

Saludos cordiales…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s